Resolviendo Conflictos (Irving Figueroa)

Una de las destrezas más importantes que los líderes necesitamos aprender en el ministerio es la de resolver conflictos.

Es un hecho que los conflictos sin resolver tienen un impacto en la atmósfera de la iglesia, y repercuten en su declinación. Según un estudio realizado con una muestra de 900 congregaciones en América, se encontró que el predictor #1 de la declinación de las iglesias son los conflictos sin resolver, sean o no conflictos serios.[i]

Dios siempre ha reconocido la realidad del conflicto, porque vivimos en un mundo caído. Romanos 12:17-18 (NTV) dice: “Nunca devuelvan a nadie mal por mal. Compórtense de tal manera que todo el mundo vea que ustedes son personas honradas. 18 Hagan todo lo posible por vivir en paz con todos.”

Estos versículos nos enseñan tres cosas sobresalientes sobre resolución de conflictos. Primero, los conflictos son inevitables. Vamos a “recibir mal” tarde o temprano. Segundo, no debemos vengarnos. Es posible detener la venganza. Alguien te hace mal, no hagas mal para atrás; alguien te ataca, no ataques para atrás. Finalmente, debemos hacer todo lo posible por “vivir en paz con todos, en lo que depende de nosotros.” Esto no significa convertirnos en alfombras para zapatos. Significa que debemos esforzarnos en vivir en paz con los demás. Esta es una decisión.

Lamentablemente hay gente que tiene tanta necesidad emocional de pelear que no importa cuánto te esfuerces por vivir en paz con esa persona, sigue peleando. ¿Qué hacer? No puedes controlar cómo reaccionan los demás. Solo puedes controlar como tú reaccionas. Esfuérzate en tu parte.

¿Cómo actúo para resolver conflictos? Encuentro siete principios bíblicos muy efectivos en la resolución de conflictos.

1. El Principio de la Proactividad

No esperes que la gente venga a ti, ve tú a ellos primero. Toma la iniciativa. Los conflictos no se resuelven accidentalmente. El tiempo no sana las cosas, usualmente las complica. Sé intencional, y ve a resolver el conflicto. Jesús dijo: “Por lo tanto, si presentas una ofrenda en el altar del templo y de pronto recuerdas que alguien tiene algo contra ti, deja la ofrenda allí en el altar. Anda y reconcíliate con esa persona. Luego ven y presenta tu ofrenda a Dios” Mateo 5:23-24 (NTV).

2. El Principio de la Viga

Jesús trató este asunto en Mateo 7:3,5 (NVI): “¿Por qué te fijas en la astilla que tiene tu hermano en el ojo, y no le das importancia a la viga que está en el tuyo?  …saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás con claridad para sacar la astilla del ojo de tu hermano.” No comiences esperando que los demás confiesen su parte del problema. Hazlo tú primero, aunque tu parte sea más chica.

3. El Principio de los Hechos 

Escucha como el otro ve la situación. Enfoca los hechos. Proverbios 18:13 (NTV) dice: “Precipitarse a responder antes de escuchar los hechos es a la vez necio y vergonzoso.” Toma el tiempo para escuchar los hechos, desde el otro lado de la cerca. Santiago 1:19 (NTV) “… todos ustedes deben ser rápidos para escuchar, lentos para hablar y lentos para enojarse.” Cuando la gente siente temor o que le han robado su dignidad se pone furiosa. Si quieres conectarte con alguien, comienza con sus sentimientos, no con los tuyos. Escucha su dolor, temor, herida o argumento del problema, y busca los hechos.

4. El Principio Ganar-Ganar

Toma en cuenta sus intereses. Filipenses 2:4-5 (NVI) dice: “Cada uno debe velar no sólo por sus propios intereses sino también por los intereses de los demás. La actitud de ustedes debe ser como la de Cristo Jesús…” Trata a la otra persona con respeto. El principio ganar-ganar no significa “lo hacemos a tu manera o lo hacemos a mi manera, sino de la mejor manera.”

5. El Principio del Tono

Habla la verdad con mucho amor. No somos persuasivos cuando somos abrasivos. “No digan malas palabras. Al contrario, digan siempre cosas buenas, que ayuden a los demás a crecer espiritualmente, pues eso es muy necesario” Efesios 4:29 (TLA). Aprendamos a atacar el problema, no a las personas. Por cada asunto negativo, encuentra 10 positivos.

6. El Principio del Enfoque

Soluciona el problema, no la culpa. No te enfoques en quién tiene la culpa o quién tiene la razón. Enfócate en cómo solucionar el problema. Romanos 14:13 (NVI) dice: “…dejemos de juzgarnos unos a otros. Más bien, propónganse no poner tropiezos ni obstáculos al hermano.”

7. El Principio de la Diplomacia

Busca la reconciliación, no la resolución. “Dichosos los que trabajan por la paz, porque serán llamados hijos de Dios”  Mateo 5:9 (NVI). Esta es la imagen de un embajador en acción. Reconciliación significa restablecer la relación. No significa resolución. Resolución significa resolver cada problema. En el mundo real, no siempre es posible resolver todas las diferencias, pero es posible restablecer la relación entre las partes. Podemos tener reconciliación sin resolver todos los problemas. Si te enfocas en la relación, los problemas se verán insignificantes.

[i] http://www.ucc.org/news/studychurch-growth.html

  • Damaris Sánchez

    Muy buenos , gracias profesor Irving

  • Ralph O’Neill

    Nuestra cultura esta basada en estar “correcto”. Esta misma enseñanza se interpone en la solución de problemas. El primer paso es admitir que se hizo algo incorrecto. Lamentablemente se crea un excusa para no admitir la falla. Se piensa que esta prolongación de tiempo solucionara el conflicto. Esta acción a la larga crea los “conflictos sin resolver” (Figueroa, 2013).

    Drury (2004) elabora en las consecuencias de no resolver los conflictos. Entre ellas menciona que la misma crece en nuestras entrañas y multiplica nuestro rencor (p. 55). No resolver el conflicto te ata al pasado y no deja que crezca ya que dedicas tus pensamientos elaborando la injusticia (p. 55). Por último, al no resolver el conflicto le usurpamos el poder de Dios de hacer justicia, ya que solo Él es quien puede juzgar en su reino.

    Muy bien dice Figueroa (2013), “del conflicto nadie se escapa“, pero si hay principios que nos dejo el Señor para resolverlos y vivir una vida a plenitud. Este escrito recompila esos principios y nos los pone a la luz para utilizarlos.

    Reference

    Drury, K. W. (2004). Spiritual disciplines for ordinary people. Indianapolis, IN: Wesleyan Publishing House.

    Figueroa, I. (2013, July). Resolviendo Conflictos. Retrieved July 11, 2013, from Inspired & Engaged: http://wesleyconnectonline.com/resolviendo-conflictos-irving-figueroa/